Chilenos por el Mundo | Icefall Lodge en las Rockies Canadienses

0
348

Curso Avanzado de ski de Montaña, Icefall Lodge, Golden – BC , Canadá

Fotos: @areflectiveimages // @noschoolnojobnoproblem // @ayjaylaruday // @manuob

Una semana de ski de montaña en las rockies canadienses, alojamiento en un lodge autosustentable en medio de las montañas y glaciares. El acceso es solo en helicóptero con un vuelo de 15 minutos desde la Hwy 1 al Norte de Golden. Tenemos que llevar todo el equipo personal mas almuerzo para la semana, allá hay camas y todo lo necesario para dormir cómodo, nos dan desayuno y cena todos los días.

Este curso se realiza desde los inicios de Icefall Lodge y ha sido gran fuente de aprendizaje, diversión y nuevas lineas en esquís. Es mejor llegar preparado en términos de equipamiento, condición física y haber practicado manejo de cuerdas con antelación. Así todos pueden aprovechar al máximo el curso.

Es un curso que permite aprovechar las condiciones de fin de temporada, nieve primaveral y días largos para intentar algunos de los objetivos grandes de la zona. El énfasis está puesto en que los participantes puedan Liderar lo máximo posible, se asignan los objetivos la noche anterior y hay que trabajar en el plan de ruta, con estimaciones de tiempos, peligros, desniveles y planes alternativos por si las condiciones son diferentes.

El rescate en grietas es un tema principal del curso. Mientras mas preparado se está antes del curso es mejor, recordar los nudos (garda, prussic, munter, munter por seno, y 8) y los sistemas de poleas; el 3:1, 3:1 con loop, el 5:1, es bueno saber hacer el sistema reversible, para elevar o bajar.

Icefall tiene varios huts en la zona, uno de ellos es el Lyell Hut ubicado justo en el límite de BC y Alberta, y donde se entra al Banff NP. El terreno es enorme, lleno de cumbres y filos que cortan abruptamente la roca, extensos glaciares, rimayas, bergschrunds y por supuesto buenas lineas para esquiar.

Los primeros días refrescamos trabajo de cuerdas, rescate en grietas, poleas y estándares de equipo y procedimientos. Desde el día cero se nos pidió hacer un plan de ruta para las salidas, usando mapas y fotos de la zona que queríamos ir al día siguiente; estamos en el lodge a 1900m casi justo en la linea de árboles, en medio de un valle y rodeados de empinadas caras alpinas para explorar.

  

En nuestro primer día de tour el objetivo es Icefall Peak, se supone que será un día largo, así que la levantada es a las 3am, queremos estar en la cumbre antes de las 10am, después ya se pone muy caluroso y aumenta el riesgo, se está cayendo todo.

Randoneamos y esquiamos aún de noche, recién cuando toca subir por el glaciar comienza a amanecer con una linda y cálida luz filtrada por las nubes altas; vamos con buen timing y algo de tiempo extra pero hemos visto varias avalanchas pequeñas y caídas de rocas que nos hacen apurar el paso, recién son las 7am. Conversamos un poco mientras hacemos la transición y cambio de quien va en frente, decidimos mantener el buen ritmo hasta la cumbre y bajar prontamente desde allí. Desde donde estamos nos faltaba un poco de rando y luego un boot pack de 200m por un canalón hasta el hombro de un glaciar, de ahi solo quedaba conectar con pieles hasta la cumbre.

El esquí no estaba tan mal, empinado y recién ablandando en algunas zonas. Somos 6, 2 splitboarders y 4 esquiadores, de a uno bajamos y nos metemos al icefall mismo, un campo de grietas que apunta al sur y que ahora tiene nieve suficiente en los puentes como para poder esquiar. Sorteando el fin de un filo con rocas y depósitos de grandes avalanchas recientes llegamos hasta la linea de los arboles, ahí nos metemos a un cañon para empezar el rando de vuelta. Son las 1030am y hace mucho calor. Una hora y media mas tarde arribamos al lodge, con 2300m verticales y 20km recorridos, cuerpos cansados pero motivados por ir a por mas.

 

Así se nos pasó la semana, entre planes de ruta, previsiones meteorológicas, lectura del terreno,  esquiando y randoneando hasta las cumbres, practicamos cuerda corta, anclajes en nieve, transito en glaciar y cómo moverse en todo ese terreno. Levantadas a las 3am, 4am, 5am, mucha avena y maple sirup, tocino, huevos, longanizas y papas para mantener la energía a nivel. También hay que decir que en el Lodge hay un excelente sauna que hace la estancia mucho mejor, permitiendo darle cariño al cuerpo y aprovechar de tomar una buena ducha, excelente combinación recuperadora.

    

Al cuarto día nos fuimos al Lyell Hut, al noreste a 2900m en medio del glaciar del mismo nombre. Vamos por 2 noches.

Salimos con lluvia desde Icefall a las 5am, no había recongelado nada durante la noche, sin embargo la nieve no estaba tan mal y ya cuando ganamos un poco de altura caían algunos copos sobre nuestro húmedo equipo. Buscábamos cruzar un valle y llegar a un canelón para cambiarnos de lado, en la subida las nubes tienden a abrirse y mejora la visibilidad. Con mejor luz nos tocó hacer esto nuevamente, cruzamos 2 valles ganando altura entre las grietas y esquiando bajadas de 300m mas o menos; después del segundo canelón habíamos llegado al glaciar Lyell donde nos restaba un largo plano hasta el refugio, las nubes bajas iban y venían y a ratos era fácil desorientarse.

 

 

Semi instalados en el refugio a todos nos llegó un bajón de siesta que duraría lo suficiente para cargar las pilas, ya que a las 4pm nos fuimos a buscar la cumbre del Christian Peak (o Lyell V), un 3400m que no veíamos por que estaba cubierto en nubes. Navegación en whiteout difícil y lenta, íbamos cansados y no muy motivados por las condiciones. Sin embargo logramos llegar todos hasta arriba, no se veía a mas de 20 metros, poca luz y contraste. Volvimos al refugio con mucha hambre y ganas de descansar, cenamos y hacemos el plan para mañana, después directo a dormir.

El día 2 de Lyell vamos por las tres cumbres al norte del glaciar, los Lyells I,II y III , de 3500m cada uno. Es otro pegue por glaciar y probablemente en whiteout, las energía están un poco disminuidas, hay viento, hace frío y cayó una capita de nieve fresca durante la noche, suficiente para no tener que salir con crampones de ski.

A la primera cumbre llegamos en whiteout, en la segunda se nos abrió el cielo que dejó ver el sol por un rato, comimos y nuevamente llegó la nube. Faltaba el Lyell III y no se veía nada, nos movemos lentamente casi completamente desorientados y con ganas de irse para la casa ya; mientras decidíamos si continuar o no, el guía se fue a mirar que tal estaba el puente de unas grietas hasta la cima, resultó que estaba bastante cubierto y justo cuando por fin parece que viene el claro de nubes que queríamos.

        

Encordados pasamos de a uno por las grietas hasta la cumbre. La vista es impresionante, montañas por días a la distancia y que contrastan con los valles, glaciares colgantes, y el resto de las rockies. Se siente bien un poco de luz del sol para calentar el cuerpo.

De vuelta esquiamos una empinada linea sur hacia el glaciar, recorremos el largo plano y apuntamos randoneando hasta nuestro refugio contentos por la manera en que el día mejoró a nuestro favor.

  

5am emprendemos rumbo de vuelta hasta Icefall y en el camino hacer otra de las cumbres clásicas de la zona. Es un día completamente despejado y cálido, nos debemos mover rápido. Sin mayores inconvenientes nos desplazamos casi relajados y sin hablar ni parar mucho, sabemos a donde vamos y aprovechamos de disfrutar el viaje, las vistas, sacar fotos y reír. Nos tocó algo de buen ski por un campo de grietas y laderas empinadas, notamos claramente la cantidad de nieve que se ha ido a medida que perdemos elevación, hay avalanchas nuevas, más rocas y agua corriendo en la linea de los árboles. Llegamos al lodge antes del medio día y nos reunimos con el otro grupo a compartir unas cervezas y disfrutar de los rayos de sol.

Mañana nos vamos todos y por un tema logístico tenemos que salir con nuestros propios medios y no en helicóptero. Preparamos todo esa misma noche mientras en la cocina se trabajaba con creatividad para no dejar nada, somos el último grupo de la temporada en el Lodge y debemos dejar limpio.

Quemamos la basura, vaciamos los estanques y hacemos todas las labores de la lista al mismo tiempo que cada uno cierra sus mochilas y ya están con botas de ski puestas. Son las 4am cuando partimos el retorno a la civilización.

El equipaje y cansancio de sienten en la espalda, piernas, brazos y hasta en la cabeza. Es un lindo día sin nubes y vamos por el intento a la ultima cumbre de la semana, esta vez somos los dos grupos unidos, 13 personas en total. Un par de averiados se quedan esperando en un plano mientras el resto vamos hasta la cumbre, son recién las 7am.

Desde acá nos queda una larga bajada de 2500m verticales hasta el fondo del valle tratando de esquiar ojalá todo para acortar la caminata. La bajada es interminable y el conocimiento local de los guías se hace notar, esquivamos corredores de avalanchas, depósitos, arboles caídos y esteros hasta llegar al borde del rio. Desde allí nos faltaban unos 20km de caminata hasta donde nos esperaban con las camionetas; la suerte estaba de nuestro lado y el equipo de logística había logrado avanzar con una cuadrimoto hasta encontrarnos en el camino, cargamos skis, botas y mochilas en varios viajes de la cuad y seguimos nuestro peregrinaje a pie sintiendo la primavera floreciendo a full en medio de las Rockies canadienses.

 

       

Finalmente fue algo así como 100km de desplazamiento en rando, 9000m verticales de subida, 8 cumbres, levantadas AM y mucho uso de crampon de ski y navegación sin visibilidad. Si estás interesado en este curso puedes revisar la info en la web icefall.ca o escribir directamente a Larry Dolecki a info@icefall.ca

Gracias infinitas a todos quienes hacen esto posible. A Larry de Icefall Lodge y los Guías Andrew y Corin, Larss con la logística y al equipo de motivados con quienes me tocó compartir.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here