El bloqueador solar en la montaña

0
10

Seguro que todos amantes de la montaña ya tenemos el bloqueador solar integrado en nuestra mochila al momento de salir, es un implemento imprescindible en la montaña, tanto en invierno como en verano. Pero resulta que no todos sabemos realmente cual nos sirve y porque. Quizás ahora que somos jóvenes no nos importa mucho el tipo ni el FPS, porque las consecuencias de las quemaduras solares solo las veremos cuando envejezcamos. Por eso decidí leer un poco acerca del tema y dejarles la información.
Uno de los principales componentes del bloqueador solar es el óxido de zinc, es el que se encarga de bloquear los rayos UV. Pero existen tres tipos de rayos solares, los UVA,UVB y UVC. Los últimos son absorbidos por la capa de ozono antes de llegar a la tierra, por eso no hay que preocuparse de ellos. Los rayos UVA son los encargados de la pigmentación inmediata de la piel (bronceado). Penetra menos profundamente en la piel y puede provocar enrojecimiento, manchas y envejecimiento cutáneo. Estos mantienen la misma intensidad a lo largo del año, incluso en los días nublados, durante todas las horas del día. Los rayos UVB poseen mayor energía y son muy dañinos, pero son parcialmente absorbidos por la capa de ozono y las nubes. Son los causantes de las quemaduras, pero, además, pueden provocar un aumento del grosor cutáneo y melanoma (cáncer de piel). El FPS (factor de protección solar) es la medida de absorción de los rayos UVB y nos indica cuanto tiempo podemos exponernos al sol sin riesgos de quemaduras.

la foto (10)

No existe forma de medir la absorción de los rayos UVA. Para garantizar que un bloqueador solar nos proteja de ambos rayos solares, debemos fijarnos que el FPS sea de mínimo 15 y entre los ingredientes contenga avobenzona, dióxido de titanio u óxido de zinc. Otro dato importante es que debemos fijarnos que en el envase salga escrito que nos protege de ambos rayos, UVA y UVB.

la foto (8)                                                                  la foto (9)

 

Bueno, y como dato final no esta demás decir que el bloqueador solar debe ser aplicado en todas las zonas expuestas al sol, hasta en las orejas, y tampoco olvidarnos de los labios, y protegerlos con un buen protector labial.

Esos son algunos tips que nos servirán para que aprendamos a proteger bien nuestra piel y saber lo que estamos comprando, no solamente si es factor 15 o 50. De esta manera vamos a tener piel para rato y seguir disfrutando de la montaña sin exponernos a consecuencias como lo es el cáncer.