Llegó Septiembre

0
76

Por: Rosario Serrano

Llegó septiembre, aparecen las chupallas, los sombreros alados, los días más largos y el olor a empanadas, y así también los días de randoné.

La primavera es ideal para salir a caminar por la montaña, el clima es agradable y puedes disfrutar de maravillosos atardeceres.

Hoy hicimos un paseo por la falda norte del Volcán Chillán Nuevo (si ese mismo que está en alerta naranja).

Como los días se están poniendo cálidos, me pareció importante dar algunas recomendaciones para reconocer como varían las condiciones a medida que el invierno avanza.

Cuando nos acercamos a la primavera, las temperaturas comienzan a jugar un rol drástico en la calidad y tipo de nieve; ocurre que durante la noche se congela la capa superficial y a medida que avanza la mañana el manto transforma desde nieve dura o hielo hacia nieve suave primavera, para poder llegar a nieve con demasiada carga de agua que es pegajosa.

Es por esto, que planear el itinerario considerando estos factores, entre otros, hará que la experiencia sea mucho más amena, considerando, por ejemplo, que randonearexcesivamente temprano puede significar el uso de crampones y muy tarde que la nieve haya transformado demasiado y esté muy pesada para que sea cómoda de esquiar.

La exposición de la cara que se de sea subir y bajar también es esencial, las caras norte estarán expuestas al sol la mayor parte del día, pudiendo ser estas una buena opción de descenso si es que nos enfrentamos a una superficie cubierta de hielo, mientras que si las temperaturas son demasiado altas, habría que evitarlas ya que pueden desencadenar avalanchas de nieve húmeda.

Otro punto relevante es la ropa, el uso de capas para mí es un “must” en el randoné, sobre todo en primavera, éstas permiten ajustarse al cambio de temperaturas a medida que avanza el día y aumentas en altitud, evitando transpirar de manera excesiva y pudiendo abrigarte si lo necesitas.

En el día de hoy subimos por la ladera nor poniente del volcán hasta lograr una cara agradable, realizamos el cambioa modo alpino y nos preparamos para un descenso con una postal de la cordillera de los Andes. El volcán Sierra Velluda, Antuco y Copahue humeando por el sur, la magnifica vista de los lomajes hacia el poniente y por el lado norte nos cerraba el imponente macizo Nevados de Chillán.

¡Bienvenido Septiembre!

Te esperamos con las pieles puestas…

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here