¿Qué pasa con la nieve?

0
991

En el pasado artículo, veíamos que en Abril se pronosticaba un invierno favorable, con presencia de El Niño y promesas de nieve, esquí y entretención.

Peeeeeero……

Estamos en mitad de junio y es poco lo que vemos, por lo menos en los centros cercanos a Santiago. Mientras nuestros amigos del sur están abriendo al público y con muchas actividades, en Santiago nos armamos de paciencia y vemos la posibilidad de recorrer Chile.

¿Qué pasó?
Según publica MeteoChile, durante abril y mayo cambiaron algunas condiciones atmosféricas que explican el inicio de año más seco para la región central de Chile.
El Niño (aumento de temperatura del Pacífico ecuatorial) se debilitó, bajando la temperatura a un “aumento discreto”. Además, aparecieron corrientes frías bajo la superficie del océano y se mantuvieron las altas presiones en el Océano Antártico.

¿Y qué pasa con esos fenómenos en lugares tan distantes como la Polinesia y la Antártica?

Hay menos evaporación de mar y menos formación de frentes que lleguen a Chile continental, sumado a que las altas presiones Antárticas dificultan el paso de los frentes al continente. El pronóstico es que estas condiciones se mantengan, por lo que deberíamos esperar menos nieve de la que suponíamos a principios de otoño para las cercanías de Santiago. Por lo tanto, a esperar (siempre llega, tarde o temprano) y a viajar y conocer otros centros, aprovechando toda la energía de varias actividades que se están organizando, como el Campeonato Nacional de Esquí de Montaña  el campeonato de Freeride, las jornadas de Andes Consciente y el Freestyle Tour, entre otros.