Sueños de Polvadera en Jackson Hole

0
159

Por Nicolás Carvallo y fotos de Santiago Ces

Perro perro perro vamonos pa Jackson Hole un par de días! El mensaje de wazap que me envió mi amigo Kike al cual yo respondí que iba de cabeza. Cuando te hablan de Jackson Hole uno recuerda peliculas gringas donde están andando polvo hasta el cogote, donde se esquían lineas expuestas como la del Grand Teton o se dropean colouirs icónicos como el Corbets Culouirs.

Partimos desde Vail city donde nos habían tocado buenos días en el backcountry junto a mi amigo fotografo y skier Santiago Ces. Cruces de animales en el camino, nieve, neblina y muchos mates hicieron de este viaje algo interesante. El primer día ya nos pusimos las pieles y fuimos a caminar por el Parque Nacional Grand Teton, para hacer una cumbre en el Albright Peak, que llegamos después de 5 horas de un rando con la parte final de boot packing. La bajada se venía buenaza, con un gran desnivel y mucho con que jugar, ¿Lo mejor? El polvazo que nos ganamos.

A caminar nomás!

El tablista Kike surfeando la izquierda.

Saliendo de la tubular

Al día siguiente, luego de una noche de cervezas, pool y pensar en lo que se viene nos fuimos al centro de ski, donde desde tempranito hicimos la fila del icónico tram que te lleva a la cima de la montaña. Fue un día tormentoso, pero muy bien aprovechado, esquiamos los clásicos y nuevamente nos ganamos con ese polvazo seco.

Kike poniéndole al spray

Dia 3 y queriamos volver al parque, ya que el centro de ski se crowdea y raya rápido. Sabiamos que con un par de horas de caminata podíamos ir a lugares sin crowd. Nuevamente la tormenta estaba ahí, acumulando nieve como loca. Nos fuimos por un bosque a los pies del mítico Grand Teton, ya que con la calicata que realizamos preferimos quedarnos en lugares con anclajes y donde el riesgo de avalancha era menor. ¿La recompensa? Saltos naturales, pillows, bosques míticos y muchas sonrisas.

Un poco de seguridad, saber donde uno está parado para poder seguir. En la segunda foto nuestro amigo Tim en la calicata (mide 190 cm).

Hasta el cogote!

Dia 4 y la motivación no para, piernas cansadas pero mente fresca, clara, que te pide ir en la busqueda constante del polvo. Fuimos al Teton Pass, donde siguiendo el consejo de unos locales andamos unas lines que se llaman “la garra”, linea que se caracteriza por tener una especie de spine en la mitad y es bien steep. El Teton Pass es como un centro de ski para el rando, donde con cortas subidas tienes mucho desnivel de bajada, ya que se acaba en un carretera donde lo único que tienes que hacer es hacer dedo para volver arriba, asi como un santa tere. Este día tuvimos un par de encuentros con animales salvajes y locales cowboys buena onda que compartieron brebajes mágicos con nosotros.

El ultimo día quedamos en esquíar con Jake, un amigazo que está viviendo allá que ha hecho un par de temporadas acá en Chile. Nuevamente nos fuimos a meter al parque. Dia despejado y nuestro objetivo era esquiar canaletas. Ese día esquiamos el bien llamado “4 hour colouir” una canaleta limpia, larga y bien parada que nos dejó satisfechos.

Terminaba una semana soñada…Gracias Kike y Checho por la motivación, Tim por la buena onda. También gracias a Marmot Chile y Bike World & Mountain por los mejores equipos!

El ski da mucho más de lo que te quita y esta vez de verdad nos dió mucho, solo queda agradecer !

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here