334 toneladas de redes pesca fueron convertidas en Netplus

0
123

La empresa Bureo es la encargada de generar este material, que en alianza con Patagonia, es el responsable de una completa colección 100% realizada con nylon reciclado y posconsumo.

Bureo, un emprendimiento que recolecta redes de pesca para darle un segundo propósito, creó la materia prima: NETPLUS. Durante el 2022, Bureo y Patagonia evitaron que un total de 334 toneladas métricas de redes de pesca desechadas terminaran como basura en el océano. Este material actualmente da vida a una completa colección de la marca outdoor, desde chaquetas, gorras, hasta los clásicos baggies.

Anualmente más de 8 millones de toneladas de basura plástica llegan hacia el mar. Las redes de pesca desechadas son el 10% de los plásticos marinos por volumen a nivel global. Según un reporte de Naciones Unidas, hay más de 51 trillones de partículas de micro plástico en el mar, más de 500 veces el número de estrellas en la Vía Láctea. La más dañina de las contribuciones de plástico al océano son las redes de pesca desechadas.

Según un reporte de Naciones Unidas de 2017, hay más de 51 trillones de partículas de micro plástico en el mar, más de 500 veces el número de estrellas en la Vía Láctea. La más dañina de las contribuciones de plástico al océano son las redes de pesca desechadas.

Más allá de prevenir el desperdicio, el uso de este material reciclado posconsumo único dentro de nuestra cadena de suministro reduce las emisiones de carbono de una materia prima clave, señalaron desde la Patagonia.  “El negocio actualmente no es sobre quién hace la prenda más bonita, sino también quien se enfoca en reutilizar productos que ya están en nuestro planeta, reciclar y reutilizar. Patagonia en ese sentido es pionero al transformar botellas plásticas en ropa deportiva y dar un giro hacia el vestir responsablemente”, resaltó Ben Kneppers, uno de los fundadores de Bureo.

Nuevas materias primas

Patagonia es una empresa pionera en el negocio textil, buscando siempre alternativas para reducir su huella de carbono, tecnología e innovación el proceso de sus productos, incluso con su último gran anuncio donde La Tierra figura como su único accionista y la totalidad de las ganancias serán destinadas a la lucha contra el cambio climático.

“Somos pioneros, poco convencionales y siempre estamos anticipándonos y yendo un paso adelante. Tener materiales preferentes lleva consigo un trabajo realmente enorme donde la tecnología, la creatividad y la investigación se juntan para tener el mejor producto técnico sin perder cualidades importantes para todos nuestros clientes. Por otro lado, trabajar en una empresa que se preocupa de que sus materiales tengan certificación fair-trade nos deja profundamente tranquilos de que nuestra ropa fue hecha en un ambiente sin explotación y de absoluto respeto”, enfatizó Troncoso.

Para el 2025 además, su meta es no utilizar fuentes de petróleo virgen. En el año 2020 más del 80% de los materiales usados para hacer los productos Patagonia fueron preferidos, reduciendo así su huella de carbono en más de 7.000 toneladas de CO2 de F20.

Productos

La nueva chaqueta Down Sweater en sus dos versiones con y sin capucha, es un complemento perfecto para cualquier situación. Además de su diseño clásico y ligero, se fusionan también con lo que significa cambiar este modelo a Netplus. Realizar esta colección permitió desviar 92 toneladas métricas de plástico de los océanos, un equivalente a 71 automóviles (considerando un peso de 1302 kilos por cada uno). Esta nueva versión de la Down Sweater es más abrigada, con un promedio 24% más de pluma, logrando un acabado más esponjoso y cómodo.  

Además de las características internas y externas, Patagonia cuenta con su garantía de hierro, que permite que esa prenda que compraste te acompañe muchos años en tus aventuras. Trae incluso un parche para reparaciones rápidas en el camino. Una chaqueta que funciona como cortaviento y además resistente al agua, con acabado DWR sin PFC, repelente al agua duradero sin químicos perfluorados.