AK Dream | Esquiando y recorriendo Alaska en Camper

0
46

Por Valentina Carvallo. Fotos de Valentina Carvallo y Gonzalo Lopatin

Alaska era el sueño que compartíamos con todo esquiador y que parecia un sueño lejano, un continente blanco muy lejos de casa y muy distinto a lo que conocemos. Hay momentos en la vida en que todo empieza a fluir, llegó el momento y entre 5 amigos,  todos esquiadores volamos hacia ese destino tan lejano. El equipo estaba compuesto por 4 argentinos, migue, andi, checho, gonza  y una chilena, vale, la que escribe.

Viviendo el sueño…

Ya al aterrizar sentimos un frio seco penetrante y una infinitud de color blanco y silencio. Arrendamos una RV la cual seria nuestra casa y medio de transporte para viajar por estas latitudes. Por suerte, gracias a checho, conociamos de Colorado a un gran esquiador, padre y persona; Sacha, quien nos presto su estacionamiento para dormir un par de noches y su enchufe para conectar el RV y recargar pilas para salir a la aventura.

El primer dia aparcamos cerca de Alyeska, el unico centro de ski de Alaska, ticket barato por ser instructores y pum! Salir a explorar la calidad de terreno de este centro, empezando a conocer el steep skiing alaskino y maravillandonos con la vista de puros fiordos blancos hermosos. Azul y blanco. Nos sentimos inmensamente bendecidos y muy agradecidos de estar donde estabamos.Ese dia nos tomamos unas birras alaskinas y gozamos el fin de dia en un sol que se escondia ya tipo 8-9 de la noche!

Agradeciendo en Alyeska

Nos contaron de un lugar cerca de Alyeska donde es perfecto para caminar y explorar, asi partimos a Turnagain Pass. Migue tenia un brazo lesionado por lo que igual nos mantuvimos con calma, y el aperrando con todo. Al llegar mas arriba 3 se quisieron quedar y con gonza vimos la huella que seguia mas arriba y nuestras piernas querian seguir! Llegamos a la cumbre y bajamos el cerro que habiamos visto desde el camino con una satisfacción tremenda , la vista de aquella cumbre aun la recuerdo y tambien las sensaciones que me invadieron mientras disfrutaba una bajada exigente y alucinante.
Llegamos abajo ya tipo 9 el sol poniendose, tan contentos!

El Team y las lineas infinitas…

Nos quedamos un par de dias explorando por ahi hasta que tomamos la casa movil para ir a Thompson pass, que habiamos escuchado en muchos lugares, donde habian grabado varias peliculas. El viaje eso si lo tomamos con calma, visitamos pueblitos, todo aun medio muerto porque estaban en transición primaveral pero cada alaskino que encontramos super buena onda y rica comida para llenarnos y nutrirnos para el frio profundo.

Thompson pass es un pueblo medio muerto donde solo estaba abierto un hotel que se transformo en nuestro basecamp (que manera de “robarnos” cafecitos jeje) y que era el basecamp de una empresa de heliski …llegamos y nevaba, dias siguientes con muucho viento, nos quedamos medios varados ya que no podiamos ir a caminar con estas condiciones. Hasta que salio el sol y nuestros amigos del heli que nos habiamos hecho estos dias nos llevaron muy barato a volar y esquiar unas lineas larguisimas y hermosas bien metidos entre las montañas. Tampoco olvidare ese vuelo y que no podia creer la infinitud de montañas todas hermosas e imponiendo tanto respeto y veneración. Terminamos el dia con un asado delicioso que nos invitaron y ese fue el cierre para seguir la aventura hacia el norte.

Algo que no puedo dejar de mencionar es la impresion que me generaba la gran pipeline de petroleo que atravesaba este lugar y que atraviesa todo Alaska. No podia dejar de pensar que seria de esta pristina naturaleza si el tunel reventara y dejara negro lo que hoy es blanco. Tenemos tanto que aprender aun.

Mas al norte fuimos a otro lugar de esqui y conocimos un grupo de alaskan motoqueros que nos iban a dejar con las motos arriba para que bajáramos esquiando, nuevamente nos cagamos de la risa, la nieve no estaba tan buena pero nos daba lo mismo! El mejor esquiador es quien mas se divierte como me enseñó superfun, y que mayor humildad que divertirse en toda condición.

Vida simple after ski..

Mientras ibamos al norte el sol cada vez se ponia mas tarde, pasamos por el parque Denali y seguimos disfrutando de este viaje en el que no teniamos nada mucho planeado pero todo fluyo para que funcionara a la perfeccion.
Terminamos todos sanos, contentos, agradecidos, con el recuerdo no solo mental también corporal de haber vivido un frio intenso, vientos potentes, nevazones en los que se acumulaban metros, y el steep skiing soñado alaskan style.

Alaska es Naturaleza salvaje
Hielos eternos
Es Steep skiing
Es silencio
Es un paraiso blanco que espero que se conserve
Cualquier dato puedes escribirme

Buenas lineas!
Con amor, Vale