Alaska

0
51

Algo que hace mucho tiempo estaba esperando, un paseo al paraíso del powder.

Lugar donde los videos desarrollan sus mejores secciones con líneas por columnas increíbles, los conocidos “spines”. Con pendientes de más de 40º, temperaturas de -17º, nevadas diarias y cambios climáticos en minutos.

Esto fue el primer día; Después de tres días nevando amaneció “blue bird”, un día completamente azul. Partimos a las 6:00 hr a la base para hacer el weather forecast del día, el que se veía estable, pero con posibles cambios en la tarde.

Nos apuramos y partimos a la punta de Hang-Over, la noche antes de lograr salir de las montañas o no alcanzariamos llegar y la posibilidad de tener que caminar de vuelta no era una opción. Medimos las capas de nieve para ver los riesgos de avalanchas, también estaba estable, no habían deslizamientos considerables, así que partimos.

Fue una mañana sin pausas alcanzamos a hacer 4 bajadas increíbles, la pendiente era intimidante pero la nieve extasiante. Las cortinas que se formaban con cada corte eran de 2 a 3 metros sin esfuerzo. Sean Dog decía que esta era la mejor temporada en 20 años.

A las 14:00hr se cerro por completo, la posibilidad de caminar de vuelta cada vez se hacia más presente. El grupo, formado por 6 personas 3 snowboarders y 3 skiers lo que para nosotros los tablistas sería casi imposible caminar kilómetros por powder hasta la cintura. Esto sería una caminata eterna, y dado a la hora caería la noche antes de lograr salir de las montañas.

Finalmente se abrió un poco y el piloto decidió despegar, dos horas más tarde estábamos todos tomando cerveza comentando en 33 Miles.
Llegada la noche el día se despidió con un cielo completa mente despejado con un espectáculo de serpientes verdes volando en el cielo las increíbles luces del norte.

Días que no se olvidan.

Por Chino Irarrazaval