Backcountry | Haz un plan y respétalo

0
31

Artículo original de backcountrymagazine.com, por Donny Roth

Te has mantenido seguro durante todo el día, a pesar de que el riesgo de avalanchas es “considerable” (posibles avalanchas naturales y probables avalanchas provocadas por personas), no has observado señales de inestabilidad mientras esquiabas pendientes bajas entre los árboles. Cerca de donde andas hay una cara aún sin huellas; y apenas un poco más empinada y un poco más abierta. Sería filete bajar por allí y hacer giros grandes y rápidos, entonces, que haces?

Todos los esquiadores de backcountry se van a encontrar con esta situación en algún momento, a veces varias veces durante una temporada. Esta no tiene que ser una pregunta complicada: si es que eres racional, humilde y tienes paciencia, la respuesta es más fácil, y podrás esquiar esa bajada cuando las condiciones sean las adecuadas.

SER RACIONAL

La satisfacción emocional que nos da el esquí puede desafiarnos a dar lo mejor de nosotros y tentarnos a ir a terreno más peligroso. Así que mientras estés calientito, seco y bien alimentado, es decir -pensando racionalmente- determina donde NO vas a esquiar ese día, considerando el peligro de avalancha. Hacer esto te puede evitar un montón de problemas cuando estés en el terreno.

Antes de empezar a randonear, dedícale un tiempo a observar las condiciones y a conversar con tus compañeros. Ya sea la noche anterior o cuando aún estas en el auto poniéndote las botas, asegurare de que estas en un lugar cómodo, bien comido e hidratado. Puede que suene algo tonto, pero de verdad que funciona, y te ayuda a tomar decisiones mucho más racionales sobre cuál terreno es más apropiado para esquiar ese día.

Cuando te toque tomar una decisión, define este objetivo: Dónde NO vas a esquiar?. A los Guías profesionales se les pide que hagan esto durante su trabajo, es por esto que siempre escuchamos a los Guías hablando de la importancia de escribir estas respuestas para después recordarlas cuando están en terreno. Para muchos, andar anotando todo lo que se nos ocurre no es un método muy realista, así que por lo menos asegúrate de decirlas en voz alta y de tener la aprobación de todo tu grupo.

SE HUMILDE

Ser humilde en la montaña significa ser honesto sobre tus habilidades, capacidades y experiencia, además de saber que ninguna super habilidad de mantendrá seguro cuando estás en el terreno equivocado.

Si eres nuevo esquiando en el backcountry, tienes que ser conservador con tu plan de salida. Mientras más alto es el riego de avalancha, entonces más limitado debes ser -mantenerte más alejado del terreno avalanchoso. Esto se puede sentir un poco confuso cuando además tienes poca experiencia identificando terreno peligroso. Por esta razón, es importante entender el problema de avalanchas del día y mejorar tu habilidad para reconocer terreno propenso a avalanchas.

Tu nivel de habilidades para moverte en el backcountry determinará la precisión con la que defines el terreno que quieres evitar. Los Guías o expertos esquiadores de backcountry no tienen super poderes que les permitan esquiar terreno mega empinado en días super peligrosos; ellos entienden su entorno, pueden leer bien el terreno y son capaces de desplazarse hábilmente al terreno seguro, aunque estén muy cerca de terreno mas peligroso. Incluso cuando el margen de error es pequeño, ellos tienen la habilidad de salir vivos. Pero siempre buscan el terreno más seguro y así se dan un margen para moverse en caso de un imprevisto.

TEN PACIENCIA

Si sigues tu plan de evitar ese terreno predeterminado, quizás no vas a observar signos de inestabilidad. Esto normalmente te transmite más seguridad y te darán ganas de esquiar terreno más empinado o más expuesto. Pero antes…

Vuelve a revisar esas decisiones que tomaste antes de ponerte los skis, no puedes ignorar estas decisiones. Es esa bajada parte del terreno que dijimos que NO vamos a esquiar? Si es así, evítalo. Si no lo es, hazte la pregunta, por qué deberíamos esquiar por allí?, si se te ocurre la idea de “hacer una calicata y ver”, puede ser una buena idea, pero no sirve como justificación para esquiar por ahí, después de todo, ya habías decidido que por ahí no ibas a bajar.

Si piensas que una bajada por la que habías decidido no esquiar puede que sea segura de esquiar ahora, sigue el ejemplo de los Guías: recolecta información en una pendiente que sea segura y representativa, luego sigue tu plan para ese día. Llévate la info hasta la casa, y una vez que estés calientito, seco y bien alimentado e hidratado nuevamente (o sea pensando racionalmente), compara tus observaciones con el resto de tu grupo u otras personas que andaban en el backcountry ese día. Armado con toda esa info, ahora evalúa tu día y has un plan de salida para el siguiente día.

Lo irónico de tener un buen plan y tomar buenas decisiones es que te sentirás más confiado y capaz de pedirle un poco más la próxima vez, lo que puede ser algo riesgoso. Siempre recuerda esas decisiones racionales que tomaste antes de ir a terreno. Se humilde sobre tus habilidades y siempre ten ganas de aprender más. Ten paciencia mientras te desplazas. Y vuelve a esquiar por esa bajadita algún otro día.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here