Columnas – Mejor esquí

0
70

Por Claudio Díaz.
El incremento del dominio esquiable de los Centros de esquí vuelve a estar en boga. Luego de un estancamiento de 1 década, debido principalmente a un inestable comportamiento climático, (sequia absoluta en 1998).

Los proyectos estuvieron siempre, Chillan los tiene de sobra, pero le falta la estabilidad política para desarrollar. Valle Nevado los tiene desde su origen, pero su errada ruta comercial inicial y enmendarla, que ha tomado años, recién le permiten retomar la senda. El Colorado, el más “aterrizado”, tradicional y sensato, paso a paso, siguiendo un desarrollo pausado pero permanente en el tiempo. Portillo esta ya hace tiempo renovando, no ampliando, no tiene terreno para ello. Tanto Colorado como Portillo, conocen el negocio, son pioneros en él. Los otros se dedicaron a la inmobiliaria, “derecho al  billete”, el real negocio de un Centro de esquí.

Los del sur están en otro plano, a otra escala, aun no encuentran su camino; su clima dificulta su operación invernal, la encarece y su montaña espera la innovación y desarrollo acorde a sus características, lo que sus pasados y presentes operadores están lejos aun de entender.

La Parva y particularmente a ella me quiero referir, ha estado empeñada durante la ultima decada al desarrollo inmobiliario, sin aumentar absolutamente nada su dominio esquiable, (Manantiales son terrenos ajenos), y curiosamente sus clientes no se lo exigieron; ha tenido interesantes beneficios con la venta inmobiliaria, pero esa veta se acabo, no tiene mas terreno urbano. El negocio se agotó, que incentivo hay entonces para el desarrollo de nuevas pistas, de nuevos andariveles?

La cuenca de Fabres, virgen aun, representa el 30% de la superficie esquiable de La Parva, estratégico sector, colindante con la competencia, ellas en pleno desarrollo, en ejecución. Y La Parva aun titubea, actuando menos que tibiamente ante una evidente y visible realidad.

El Proyecto Fabres, está estudiado, escrito,  y acotado, y descansa en el fondo de un cajón desde hace años. Desconocido por todos los que pagan tickets y compran departamentos y lo que es mas lamentable, por los que debieran ejecutarlo, sencillamente, “no le dan pelota”.

Les cuento; la primera etapa del proyecto Fabres, consiste en hacer dos caminos de accesos al sector, (el verano 2009 se hizo uno y se dejo abandonado), mantenerlos accesibles, al igual que la salida y aplanar y patrullar una pista azul de manera que cualquiera pueda visitar.

La segunda etapa es la cara, ya que corresponde a la conclusión de proyectos antiguos, truncos, inconclusos, numerosos en la Parva;  Instalación de la silla cuadruple que une la base de Manzanito a Las Águilas, que quedo en el olvido, y la silla que une la parva Chica y el 3.100.

Los dineros que produjo la inmobiliaria debieron servir para eso, pero para que si nadie se quejaba?; todos felices con las mismas pistas de siempre.

De esa remodelación sale Las Flores y Las Vegas ,  remontes que van a Fabres, sector que deberá tener un eje central aéreo, (Flores), y equipamiento lateral de arrastre.

Pero las posibilidades de que esto ocurra son escasas, ya no quedan terrenos construibles, este proyecto no tiene la rentabilidad de la inmobiliaria. Tal vez, los próximos dueños….?,  con otra óptica? .

Atte. Para la gente de montaña, Claudio Diaz

Farellones 1/7/10