LA HISTORIA POR DETRÁS DE AWKA

0
328

Awka, que significa rebelde, es una marca chilena de skis supersónicos que tiene más cuento que el que podrías pensar con sólo ver uno de sus productos. Estuvimos conversando con su creador sobre sus inicios y más, sobre este sueño que comenzó cuando era un niño que tenía 12 años que no conocía la montaña.
Era el año 1989, en el sector de Pedro Valdivia Norte. Lo que este barrio tenía de inusual era que tenía internet cuando casi en ninguna otra parte de Santiago había. Era conocido por ser un barrio satélite, donde habían muchas oficinas de tecnologías e informática.
Juan Ignacio Tejeda, más conocido como el Tato, un niño de 12 años, quien fue el primero de sus amigos en descargar música, en hacer cds y también en ver videos online. Un día se encontró con un video de la muy conocida marca LINE Skis, donde mostraban su fábrica en sus comienzos cuando solo hacian skiboards y se podían ver las almas de madera de las tablas, acopladas unas con otras, el Tato quedó tan alucinado que dijo: ‘‘Yo quiero hacer esto’’, y así comienza el largo camino de los skis AWKA.

Con el pasar de los años esta idea iba y venía, era algo que había enamorado realmente al Tato, a pesar de que nunca había visto la nieve ni había ido a la montaña. ‘‘Fue más que nada un amor hacia el diseño y al corazón de madera noble de este producto’’, explica sobre este interés que lo llevó a estudiar diseño industrial, donde siguió en el rumbo del deporte pero ahora diseñando bicicletas como hobby. Sin embargo, decidió cambiarse de carrera: ‘‘Me gustaba diseñar pero me faltaba algo…como la ingeniería del arte, por lo que me cambie a arquitectura’’.
La arquitectura, por más que le costó, lo ayudó mucho para comprender la estructura, la geometría, la solidez y el habitar del ser humano en el espacio. Gracias a estas herramientas, pudo crear sus primeros skis pero aún no existía Awka. Tato entró a trabajar a una empresa de arquitectura, luego se casó y fue su pareja quien lo motivó para hacer realidad su sueño de niño. Así fue como en 2012, en el garage de una casa en venta, nació la primera fábrica de Awka. Todo era un experimento, un ensayo y error, pero eso también era lo que les gustaba al Tato: experimentar.

Awka se caracteriza por su innovación en formas, diseños y materiales. Los primeros skis fueron hechos con coligues y no se quedaron sólo con eso; pensando que la temporada invernal es corta se lanzaron con tablas de skate, surf y wake. Todo al puro estilo Awka: mezclando estilo con alta tecnología.

Dentro de los primeros skis que se hacían, varios se rompían en la mano. Fue un proceso largo hasta que se masterizó la tecnología y ya se empezaron a vender. Eran skis de autor y nunca sus colecciones fueron en serie ni producción a escala, pero eso es lo que hace tan especial un par de skis Awka.

El nombre Awka tiene una gran connotación y fue el resultado de una larga búsqueda de nombres que demostraran la esencia que hay por detrás: lo ancestral, las raíces, la tierra, los minerales. ‘‘La tierra que pisamos en Chile, el suelo, es milenario, tiene minerales y cenizas del pasado, y esa conexión energética se crea en nosotros con nuestra tierra”, cuenta el Tato.
Junto con esta idea de lo ancestral, nace AWKA, que en Mapudungun significa rebelde, y al ser una palabra que parte con A y termina con A, denota una fuerza mayor. Pero no sólo es quedarse en el mapudungún, el valor de la marca también es la innovación. El logo es un selknam caminando de lado, así se mezclan las culturas ancestrales de nuestro país, llevando los skis a los templos cuidados por los apus.

HOY EN DÍA

Actualmente los skis se manufacturan en el extranjero, ‘‘Fuera de Chile se enamoraron de la marca y eso me permitió abrir mi mercado para producir en una de las fábricas más prestigiosas del mundo, lo que fue un gran avance”.
Aún se hacen poca cantidad de skis para mantener su distinción, y siempre estan en una busqueda he implementación de nuevas tecnologías e innovacion, para al mismo tiempo, hacerlo más inclusivo y que más personas puedan disfrutar de sus Awka.
La colección 2021 es bastante interesante. Se llama Wengan Newen (Abrirse un camino de poder) en homenaje a todos los que sufren y los que siguen luchando en esta pandemia. Como marca quieren brindar conmemoración a todas las pérdidas humanas y a sus familias con solo este modelo de skis blancos y negros, sin ningún tipo de diseño, solo la expresión pura de su alta tecnología. Y este equipo en particular es desarrollado para ser usado en alta montaña por tres de los mejores atletas montañistas de Chile, pioneros en su disciplina.

Awka tiene mucha historia, mucha mística y mucho newen. Es un honor que sea el primer ski diseñado y manufacturado en Chile y que no sólo sea estiloso y eficaz, sino que tiene un gran concepto por detrás.

Gracias Tato! Gracias Awka!
A seguirlos en sus redes @awkachile
Y conoce más visitando su página www.awkaskis.cl

Foto de portada: Matias Donoso @matiasdonosophoto
Esquiador: Nicolas De Heekeren.