Misión cumplida

0
55

El osado plan era hacer cumbre en el Volcán Nevados de Chillán de 3.180 mts pero subiendo desde las trancas sector de Shangrila a 1.300 mts. de altura. En la mañana el día no prometía mucho, nubes altas y los volcanes cubiertos, por lo que esperamos unas horas para ver que pasaba, hasta que de pronto salieron algunos rayos de sol y pudimos al fin ver nuestro objetivo a lo lejos entre las nubes. Salimos rápidamente del Ama-Wellness en dirección a Shangrila, esto en el tranquilo pueblo de Las Trancas.

Estacionamos y nos preparamos para el largo paseo que nos esperaba, click a las fijaciones y partimos, primero entre los bosques de hualles, robles y coihues, para luego pasar a las lengas y ñirres, antes de comenzar la verdadera ascensión entre la morrena a los pies del Volcán.

El clima se mantuvo inestable durante todo el trayecto, el sol asomaba a veces y nos daba calurosas muestras de que la primavera se acercaba, pero el viento y las nubes nos recordaban que estábamos en la montaña, y aún en invierno. La morrena del Volcán es un laberinto de piedras y pasadizos que poco a poco te van abriendo el paso y mostrándote más allá que algunos metros. Después de un par de horas logramos salir de los cajones y abrirnos camino sobre el largo e interminable plano antes comenzar el ascenso más exigente.

Después de otra hora comenzamos a subir por el centro la empinada cara sur que nos llevó directo al primer contacto con los azules e imponentes hielos glaciares del volcán. La cumbre se mantuvo cubierta todo el tiempo, por lo que no nos quedaba más remedio que cruzar los dedos y esperar que las nubes se movieran para poder hacer cumbre. Pasaban las horas y mientras subíamos no hubo señales de que pudiera abrirse, pero decidimos continuar y darle un poco más de tiempo. 

En el momento que tocábamos la nube y comenzábamos a perder visibilidad, el volcán nos sorprendió y nos mostró toda la ruta hasta la cima, los impresionantes glaciares azules como icebergs flotaban entre las blancas caras del volcán, ya no quedaba mucho camino, el último esfuerzo antes de la cima. En los últimos 100 metros sacamos las pieles y seguimos a pié con los esquís en la mochila, el viento era cada vez más fuerte.

Drew Tabke en la cima

Hicimos cumbre a las 17:30, habiendo salido a las 11:00 desde Shangrila, con un total de 6,5 horas de ascensión. La bajada increíble, nos sorprendió la buena calidad de la nieve de arriba a abajo, esquiamos con cuidado entre los hielos y llegamos victoriosos al auto, como a las 18:30 hrs. Fin de la historia.

El Team, Drew Tabke y Chopo Díaz