Ski Vertical en la Patagonia

0
188

Por Raimundo de Andraca

Estábamos en el Cajon con el Tof (Tof Henry, Freeskier francés) a fines de agosto esperando condiciones con la idea de ir a repetir la linea que abrimos en el glaciar San Francisco el invierno pasado. Veniamos muy motivados volviendo de un mes por el sur con Juanito Señoret, Aymar Navarro y Txema Trull con quienes habíamos estado haciendo buenas montañas por la zona.

Veníamos de Argentina esquiando terreno de alta calidad con una crew motivada

De improviso, una mañana apareció el Nico Gutierrez mega motivado con la noticia de que se venia un ventanon invernal en Patagonia y que si queríamos aprovecharlo teníamos que irnos el día siguiente hasta el Chaltén. Nosotros con el Tof quedamos locos igual, veníamos recién llegando del sur pero esta oportunidad no la podíamos perder, siempre fue un sueño para nosotros poder ir a Patagonia en invierno y ahora el meteo marcaba 7 días perfectos de buen clima mucho frío y nada de viento. En un par de horas nos organizamos para el día siguiente partir en dos autos rumbo al Chaltén con el Tof, Diego Señoret, Seba Rojas, Juan Señoret, el Nico y el Tola. Después de 35 horas manejando llegamos al Chaltén y allá nos juntamos también con Mike Sanchez y el Galo Viguera que se nos iba a unir a mi con el Tof para los pegues en ski. ¡Teniamos la tremenda comitiva motivada para salir a la montaña!. Por un lado los cabros se iban a intentar el Cerro Torre en invierno por la Ragni en la cara oeste, sin duda un desafío gigante en una montaña como esta la cual solo tiene dos ascensiones invernales en la historia.

Nosotros nos propusimos partir por ir a esquiar el Cerro Solo, el primer día fuimos con el Tof a dejar un deposito con los equipos un poco mas allá de la laguna torre, así aprovechábamos un día para reconocer la linea que queríamos esquiar el día siguiente y esperar al Galo que venia viajando desde Antillanca y llegaba ese día en la noche.

Lineon del Cerro Solo

Al siguiente día salimos por el objetivo a las 2 am desde el Chaltén, tipo 10 de la mañana ya estábamos en la cumbre después de una estética escalada entre los serac del glaciar del Solo con vistas increíbles del valle del Torre y los Campos de Hielo. Este día nos dimos cuenta de la escala y la gran envergadura de las montañas mas grandes y desafiantes de allá en el Chaltén. Quedamos locos con la cantidad de posibilidades y proyectos por realizar que hay en este lugar, donde la logística y las aproximaciones a las montañas son muy complejas. Sin duda un tremendo desafío ir a meterse a estas montañas en un lugar así de aislado.

Ascensos y descensos técnicos, la seguridad es primordial.

Después de disfrutar de las vistas un rato en la cumbre empezamos a esquiar la linea, toda la primera sección nos toco con muy buenas condiciones, harto sluff por todos lados hasta llegar al Col abajo en el glaciar colgante, desde ahí entramos a la segunda sección de la linea mucho mas vertical y expuesta pero muy estética y con nieve bien fría perfecta para el descenso. Alfinal fueron como 18 horas Chalten-Chalten y llegamos felices a celebrar y tomarnos un par de días de descanso en el pueblo. El primer día de descanso salimos a caminar al pueblo y nos dimos cuenta que una avalancha de serac se había caído justo por la misma linea que nosotros estuvimos el día anterior, dándonos cuenta de la gran importancia que tiene el tema de los horario en la montaña, sobre todo en este lugar que esta super aislado y que las condiciones cambian super rápido.

Patagonia ofrece infinitas posibilidades

Después de 2 días de descanso nos motivamos a partir a esquiar la cara SE del cerro Electrico. partimos temprano tipo 2 am desde el puente eléctrico, avanzamos bastante rápido en toda la primera sección de noche hasta que llegamos al bosque denso que nos hizo demorarnos harto mas por lo difícil de avanzar con los esquís en la mochila y todo. Saliendo del bosque nos montamos al filo hasta llegar a la cumbre con vistas increíbles del cordón del Fitz frente a nosotros. Otro día con clima perfecto en Patagonia.

Cerro Eléctrico

Empezamos el descenso por una linea bien estética que queríamos esquiar que tenia secciones de chutes bien angostos y verticales para luego esquiar sobre un glaciar colgante y salir al glaciar piedras blancas.

La esquiada del Cerro Eléctrico

Ya abajo después de salir de la ultima rimara de la linea nos encordamos los 3 rápido para cruzar el glaciar y salir al Col que conectaba con la laguna de los tres y así seguir de vuelta hasta el auto. En total 18 horas de actividad. Volvimos muy cansados pero felices con la experiencia vivida hasta el hostal donde nos encontramos con los cabros que venían llegando del cerro Torre que quedaron a dos largos de la cumbre. La verdad admirable lo que hicieron en esa montaña con tanta historia y tan desafiante intentarla en invierno.

Cerro Torre

¡Ya todos sanos compartimos experiencias devuelta en el pueblo celebrando esta gran oportunidad de vida!

Mas fotos de esta expedición: