Big Air en Arabia Saudita | ¿Despropósito o oportunidad para transmitir la cultura del freeski?

0
32

El sueco Henrik Harlaut se ha proclamado campeón de la Snowblast KSA Cup, el primer Big Air que se celebra en Arabia Saudíta. Contó con 14 participantes con invitación directa de los organizadores. Todos los freeskiers llegaron con los gastos pagados y un cheque de 2.000 dólares.

La venue, montada sobre una enorme rampa de 150 metros de longitud, 30 metros de alto y unos 20 de ancho a la que se le añadieron hasta 500 toneladas de nieve fabricada, contó con estrellas de primer nivel que han participado en los Juegos Olímpicos o Winter X Games como los estadounidenses Tanner Hall y Colby Stevenson, aunque la delegación más numerosa fue la francesa, con Antoine Adelisse, Alexis Ghisleni, Enzo Valax y Kaditane Gomis.

La Rampa y el venue

Tanner Hall, ‘the Boss’ afirmó un día antes en la rueda de prensa del evento que, “Cuando oí hablar de esto por primera vez, supe que tenía que estar allí. Intentamos transmitir nuestra cultura a gente que probablemente no hayan oído hablar de él antes. Es realmente emocionante para nosotros, como un soplo de aire fresco”.

Cada participante en el Big Air de la Snowblast KSA Cup realizó tres rondas, y se escogían las dos mejores. El sueco Henrik Harlaut se llevó los 50.000 dólares para el ganador, mientras que el italiano Ralph Wilboner quedó segundo lugar, recibiendo un premio de 30.000 dólares. La tercera posición y el cheque de 20.000 dólares fue para el estadounidense Colby Stevenson.

La organización espera volver a repetir el evento el año que viene. No obstante, la polémica principal estuvo en la falta de una categoría femenina. No se invitó a ninguna freestyler, pese a que en el resto de competiciones deportivas que se están organizando en Arabia Saudíta, si hay mujeres. De hecho se postula como candidata al Mundial femenino de futbol en 2035.

Asimismo el debate en el mundo del ski está abierto, ya que los detractores hablan de que se está avalando un régimen que continuamente viola los derechos humanos, sin embargo los esquiadores plantean de que, además de esparcir la cultura del freeski a los rincones del planeta, son competencias que entregan grandes sumas de dinero, que no existen en otros eventos.

Esta no es la ùnica ‘locura’ de Arabia Saudita en deportes de nieve. En 2029 organizaría todo unos Juegos Asiáticos de invierno. Actualmente está construyendo nada menos que un centro de esquí en una zona montañosa al oeste del país bautizada como Trojena, donde las temperaturas en invierno efectivamente bajan con frecuencia de los 0ºc por la noche, pero donde las precipitaciones son escasas. No obstante este invierno les ha nevado dos o tres veces.