Esquiador cae a grieta y sus compañeros lo salvan

0
653

Un esquiador afortunado capturó el aterrador momento en que cayó en una enorme grieta, pero logró apoyar sus esquís en la pared y detenerse, todo grabado por su cámara de casco.

El grupo francés de esquí Les Powtos compartió el increíble video hace unos días en sus redes sociales. Muestra a uno de sus miembros esquiando en el glaciar de La Grave en Francia, cuando de repente aparece una grieta y cae en la oscuridad profunda. Logra apoyar sus esquís en las paredes de la grieta y detener su caída. Luego de 20 minutos de rescate, el grupo con el que estaba esquiando, gracias a que contaban con el equipamiento necesario, pudo rescartarlo y el deportista no sufrió mayores contusiones.

Aqui el video:

El grupo declaró en su página de Facebook que compartieron el video porque quieren que la gente comprenda los peligros inherentes del esquí en glaciar. El grupo está muy familiarizado con el glaciar La Grave, pero en el calor del momento, el esquiador vio la grieta justo una fracción de segundo tarde. Tuvo suerte de haber logrado controlar su caída en la grieta y detenerse. Afortunadamente, el grupo estaba equipado con palas, crampones, piolets y cuerdas y pudieron ayudar a su amigo a salir de manera segura y asegurada.

Los riesgos de esquiar en zona de glaciares

Esquiar en zonas de glaciar y grietas puede ser muy peligroso si no se toman las precauciones adecuadas y se cuenta con el equipo adecuado. Los glaciares son dinámicos y están en constante movimiento, lo que significa que las condiciones pueden cambiar rápidamente y sin previo aviso. Las grietas pueden ser profundas y estrechas, lo que las hace difíciles de detectar y de escapar una vez que se ha caído en ellas.

Para el transito en glaciar es importante contar con la capacitación, experiencia y equipo. Foto de Claudio Vicuña para film Andes Centrales

Entre los principales riesgos se encuentran:

  • Caída en grietas: Las grietas pueden ser muy profundas y estrechas, lo que las hace difíciles de detectar. Una vez que un esquiador cae en una grieta, puede ser difícil de rescatar y puede haber peligro de caída de hielo y rocas.
  • Avalanchas: Los glaciares pueden ser propensos a las avalanchas debido a su pendiente y su naturaleza dinámica. Si se desencadena una avalancha, puede ser difícil escapar y puede haber peligro de enterramiento.
  • Cambio de condiciones climáticas: Las condiciones climáticas pueden cambiar rápidamente en los glaciares y pueden pasar de un clima cálido y soleado a una tormenta de nieve y viento en cuestión de minutos. Esto puede hacer que la visibilidad sea limitada y dificultar la navegación.
  • Equipamiento inadecuado: El esquí en glaciares y grietas requiere de un equipo especializado, como crampones, piolets y cuerdas. Si un esquiador no cuenta con el equipo adecuado, puede resultar en lesiones o incluso la muerte.

Por lo tanto, es importante tomar todas las precauciones necesarias y se equipen adecuadamente antes de aventurarse en zonas de glaciar y grietas. Es altamente recomendable contar con un guía experimentado y capacitado en rescate en glaciar para minimizar los riesgos.

La Grave

La Grave es una estación de esquí ubicada en los Alpes Franceses, en el departamento de Isère. Es conocida por ser una de las pocas estaciones de esquí en Europa que ofrece un ambiente fuera de pista y un esquí de alta montaña sin pistas marcadas.

Un increible film de ski en La Grave

La estación de esquí se encuentra en la ladera norte de La Meije, una montaña con una altitud de 3.983 metros, lo que la convierte en uno de los lugares más altos para esquiar en Europa. Debido a que no hay pistas marcadas en la estación, los esquiadores y snowboarders deben estar familiarizados con las técnicas de esquí fuera de pista y ser conscientes de los peligros que esto implica.

La estación de esquí cuenta con varios remontes, incluyendo un teleférico que lleva a los esquiadores y snowboarders hasta el glaciar de la Girose, que tiene una altitud de 3.200 metros. Desde allí, se puede acceder a varios descensos fuera de pista, como el Vallon de la Meije, que ofrece una caída vertical de más de 2.000 metros.

A pesar de su reputación como un destino de esquí fuera de pista, La Grave no es adecuada para todos los esquiadores y snowboarders, especialmente para aquellos que buscan un ambiente más tradicional de esquí de pistas. Sin embargo, para aquellos que buscan un desafío y una experiencia de esquí única en una de las montañas más impresionantes de Europa, La Grave puede ser un destino emocionante y gratificante.