Guerra por los Glaciares

0
59

Fuentes: Universidad Andres Bello, Canal 13, Greenpeace

El académico de la Escuela de Geología de la Universidad Andres Bello, Cristóbal Ramírez, en conjunto con Canal 13 Reporteros, realiza un sobrevuelo por los glaciares que abastecen el 80% del agua que consumimos en la cuenca capitalina.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=IurNwZ3NtPc#t=434[/youtube]

Toda la inquietud ha despertado a causa del proyecto de expansión minera de Codelco. La voz de alerta la levantan defensores de los glaciares, que temen por la limpieza y pureza del suministro de agua en la zona central.

La empresa estatal, contempla la ampliación de la mina a tajo abierto existente en el límite de la región de Valparaíso y Metropolitana. El polvo en suspensión resultante de las nuevas faenas mineras, sería el factor más preocupante en la contaminación de las masas de hielo de la zona, principales contribuyentes hídricos del Río Mapocho y Maipo.

La mayoría son glaciares rocosos ubicados junto al Cerro Negro, su intervención provocará un impacto del aporte de agua en el Río Blanco. Funcionarios del área de medio ambiente y sustentabilidad de la minera, aseguran que el polvo en suspensión no se desplazaría por sobre los 4.000 m.s.n.m. para llegar a las altas cumbres, barreras que protegen el manto de glaciares aledaños.

Pero como vemos en las siguientes imágenes, se puede apreciar claramente la dramática degradación del Glaciar Olivares Alfa en relación a sus vecinos Beta y Gamma, lo que coincide con su cercanía al paso que comunica su cuenca con la del Alto Río Blanco.

Captura de pantalla 2014-03-28 a la(s) 8.11.04

 

Comparación entre Enero de 2012 y Febrero de 1975 (previo a la construcción del Rajo Sur en 1980)

La única forma de hacer un seguimiento y corroborar que luego de la expansión minera los glaciares no serán afectados, sería efectuando mediciones periódicas y constantes, que nos permitan ver la huella de la actividad humana sobre el manto blanco.

Antes de eso no se podría asegurar que los recursos hídricos, ni los glaciares no se verán afectados por los polvos en suspensión provenientes de la ampliación minera.