Tip | Revive tus pieles

0
148

Uno de los problemas comunes que le ocurren a las pieles de los skis es la pérdida de adherencia, y que notamos cuando se mete nieve entre la piel y la base del ski, a veces formandose incluso algo de hielo.

El pegamento de las pieles va perdiendo su adherencia por el uso y la suciedad cuando se le pegan piedras, tierra, pasto o ramas. Este molesto problema tiene una solución bastante simple y no es necesario aplicar un nuevo pegamento, solo hay que revivir el que ya está.

Es necesario tener el papel para adhesivos que venía originalmente con las pieles en su caja, o si no lo tienes puedes utilizar el papel en el que vienen los stickers, se compra en librerías o imprentas. Es necesario poder cubrir toda la base de la piel con este papel, usando el lado “brillante” al que no se adhiere el pegamento, el papel lo puedes cortar en trozos para que sea mas fácil manejarlo.

La otra herramienta es una plancha, cualquiera mientras no sea la que se usa en la ropa, puede ser con la que se enceran los skis.

Paso 1: Retirar todas las impurezas grandes del pegamento de la piel, con una pinza es mas fácil para quitar las piedras o pequeñas ramas.

Paso 2: Poner un trozo del papel de adhesivo (el lado brillante del papel) sobre el pegamento de la piel, en una superficie plana (como cuando enceras skis).

shiney-side-on-glue

Paso 3: Aplicar la plancha en temperatura alta sobre el papel que pusimos en la piel, hacer presión por un par de segundos. El objetivo es derretir el pegamento y que las impurezas se traspasen al papel. Hay que evitar aplicar demasiado calor/presión para que el pegamento no empiece a burbujear.

run-iron-down-skin

Toma un poco de práctica aprender la técnica, pero con atención se nota cuando está bien.

Paso 4: Luego de dejar un momento el papel para que se enfrié el pegamento, retiramos el papel de adhesivos, en él debería haberse pegado algo de la suciedad de la piel y una capa del pegamento sucio, así además queda una “nueva” capa de pegamento en la piel, sin impurezas ni burbujas de aire, con la adherencia original del pegamento. Se puede notar cuando tocas las pieles con los dedos.

Paso 5: Retirar restos de pegamento que puede haber escurrido por los bordes de las pieles cuando le hacías presión con la plancha. Para esto, toma la plancha y derrite directamente el pegamento de los bordes de la piel, haciendo el movimiento para que se redistribuya en la base. lo otro es simplemente cortar con un cuchillo todo lo sobrante.

remove-glue-from-edges

Personalmente he usado dos veces esta técnica y ha dado buenos resultados, primero en unas pieles BD Mohair Mix, en su tercera temporada ya no pegaban prácticamente nada y era muy molesto y hasta peligroso usarlas en ese estado, ahora están vigentes 100%. También resultó para unas pieles G3, de esas que tienen mucho pegamento, el problema con estas pieles era que el pegamento se quedaba impregnado en la base de los skis, y en general en cualquier superficie con la tuviese contacto. Después de esta pequeña mantención las pieles no dan ningún problema.

Como dijo una vez un conocido ski man de Las Trancas; “CUIDA TUS PIELES!!!”, son una pieza fundamental para andar en el backcountry y debemos tenerlas en perfectas condiciones.

Fuente: tetonat.com y otras páginas amigas.