Relato| Ski camp del Club Valle Nevado en Vail.

0
276

Somos una especie diferente, un grupo de humanos con ciertas características en común; nos gusta pasar frío, ir rápido, pasar miedo, frustraciones, alegrías, derrotas y victorias: cosas que encontramos en el ski. Pero para eso debemos ir a buscar el invierno al otro hemisferio. No es una busqueda fácil, involucra bastantes sacrificios detrás, costos económicos como personales, saltarse el verano y sus satisfacciones, dejar atrás un tiempo de vacaciones para meterse en un sistema con horarios exigentes, esfuerzo físico y mental con el objetivo de ser un mejor esquiador, un mejor atleta y hasta quizás una mejor persona.

El ski libre es parte importante en el desarollo de todo esquiador; esquiar diferentes radios de curva, terreno variado y nieve de todo tipo hace que un esquiador gane muchas herramientas.

Y así comenzó el viaje, los primeros días de Enero rumbo a Vail, ubicado en las Rocky Mountains del estado de Colorado en los Estados Unidos. Aterrizaje en Denver y 2 horas de carretera para llegar a uno de los mejores centros de ski del mundo. Calidad de nieve increible (y mucha), bastantes días de sol (quizás este año no tantos 😉), condiciones de entrenamiento insuperables y mucho terreno esquiable en todo tipo de condiciones.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Club Valle Nevado (@clubvallenevado) on

Llegamos!!

El equipo que fue estaba compuesto por 40 niños y jovenes atletas, y 7 entrenadores. Niños y jóvenes de entre 6 a 18 años componían el grupo, un grupo muy diverso, con atletas de ski alpino, ski cross, atletas paralimpicos, en fin todos esquiadores.

El sureño Jan Teuber disfrutando las condiciones increíbles que nos ofrece este lugar.

La rutina desde un punto de vista general es así: Dormir, comer, esquiar y repetir. ¿Algo básico no? Sin embargo si “desgranamos” cada etapa la cosa no es fácil. Para Comer hay que comer bien, por eso teniamos a nuestra seca nutricionista y cocinera profesional Valeria Hasbún. Dormir; mínimo 8 hrs. Esquiar;  involucra una progresión, construir las cosas de a poco y en bloque para mejorar la técnica, mejorar la táctica, vencer los miedos y realmente progresar. También involucra preparación fisica, todos los días, elongar, hacer abdominales y hacerse fuerte para aguantar lesiones, caidas y mucha carga de trabaja. También implica preparar los skis lo mejor posible.

La preparación fisica; un aspecto importante y que se trabajó durante el camp

Cuando llegamos pudimos esquiar bastante, en pistas (y fuera de ellas también) realmente increíbles y desafiantes. En principio esquiamos libres 5-6 días para pulir nuestra posición base y técnica con ejercicios específicos para cada fundamento trabajado. Jornadas de mucho ski y pasarlo bien con atletas que realmente están progresando. También la convivencia del grupo se iba consolidando, chicos bastante diversos haciéndose amigos, hablando en otros lenguajes (argentino che!) y aprendiendo cosas para toda la vida, a ser independiente, gestionar tus propios horarios, lavar tus platos, y aprender a convivir sin sus padres en un deporte que trae alegrías y derrotas.

Rutina diaria, esperando el bus en la mañana

Luego pasamos a entrenar en las disciplinas técnicas en la famosa pista “Golden Peak”, pista de entrenamiento usada por muchos equipos de Copa del Mundo y por uno de los mejores ski club´s del mundo: Ski Club Vail. Entrenamientos en nieve dura, blanda, trazados exigentes y con compañeros muy rápidos como los argentinos del Club Lacar que este año nos acompañaron. La montaña también nos regaló días mágicos de nieve polvo que disfrutamos sin parar trabajando habilidades muy importantes para nosotros como esquiadores.

Grupo U14/U16 en un día de tormenta

Fuimos a Ski Cooper un centro de ski relativamente chico a correr carreras del circuito americano. Muchos competidores, muy buena pista, gran experiencia y también buenos resultados donde esquiadores del Club Valle Nevado pudieron subirse al podio. También compartimos con los del grupo de Ski Cross del camp, quienes estaban entrenandose en una exigente pista.

Concentración y contemplacion: Dia de carrera en Ski Cooper

El día a día nos mantenía ocupados con preparación fisica, videoanalisis, descanso, arreglar nuestros skis, visitas al centro de camas elásticas y freestyle Woordward, patinaje en hielo, visitas al Wal Mart y todo tipo de entretenciones. También hubieron charlas motivacionales como la de nuestro corredor paralímpico Nico Bisquert, del Entrenador y ex corredor de equipo nacional Nico Carvallo, así como charlas super útiles como la de nutrición de la nutricionista y entrenadora Vale Hasbún. No nos podemos olvidar de las convivencias donde todo el camp se juntaba (sin celulares!) para reir, cantar y hablar de todo un poco.

El más chico del camp; “Yoyo” con solo 6 ños en su primera competencia de Slopestyle

El entrenamiento continuaba con exigencia cada vez mayor y condiciones que día a día eran casi perfectas en donde pudimos incluso entrenar GS con crono de mas de un minuto en una pista muy desafiante. Zig Zag zig zag el slalom es una disciplina de repetición y de desafiarnos a nosotros mismos y así pudimos mejorar muchisimo también.

ZigZagZigZag…Dana Frenkel entrenando Slalom

Culminamos el camp con unas carreras del mas alto nivel en nuestra “pista de casa” donde pudimos ver el altísimo nivel en el cual se encuentran nuestros colegas corredores americanos de U16 y U14.

La inspección de la pista los días de carrera (y entrenamiento!) es muy importante

Estar lejos de casa durante 30 días no es fácil pero el sacrificio vale la pena, se ve que los niñ@s/jovenes progresaron mucho y quizas aprendieron lecciones que les quedarán para toda la vida; a trabajar y sacrificarse por un objetivo, aprender a trabajar en equipo, manejar frustraciones, tomar riesgos, abrir los ojos de que hay un gran mundo, entre muchas otras cosas que se pueden aprender.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Joaco Valdés (@joaco_valdes) el

Los entrenadores también se divierten!

Gracias a todos los que fueron parte de este camp, desde el organizador del camp, el Club Valle Nevado, los entrenadores que estuvieron a cargo, los padres que confian en nuestro trabajo y los chic@s que fueron. Como entrenador es una satisfacción ver como niñ@s y Jovenes aman y progresan en este dificil pero alegre deporte. Hasta pronto nieve y nos vemos para nuestro invierno!