El UuuUUU

0
85

Ese es el sonido del viento antes de la tormenta, cuando entra del norte con todo y las casas de madera crujen y se quejan mientras se acomoda hasta el último palo clavado. En las casas viejas como la mía el viento no se detiene a tocar la puerta, se cuela por las paredes sin modales como pedro por su casa porque sabe que las noticias que trae serán bien recibidas, y el motivo no es sorpresa ya que a corta distancia le viene pisando los talones la preciada y escurridiza primera nieve de junio que nos tiene a todos tan intranquilos y ansiosos. En Farellones a lo lejos el cerro siempre blanco de La Paloma desaparece bajo la densa nube que comienza a descender, el horizonte se oscurece y la niebla comienza su acenso desde el valle mientras el viento termina con las últimas hojas que van quedando. El viento desaparece y da paso a la neblina que se cuela silenciosa y fría por las calles de Farellones, y los primeros copos hacen su clásica y tímida aparición, finos y escasos, para poco a poco aumentar en cantidad y volumen, hasta que la tierra ya no es más café, el pasto ya no es mas verde, y todo se confunde bajo un blanco uniforme, directamente caído del cielo.

Y se vienen los primeros 20! no es nada pero la montaña se enfría y la tierra se humedece.