Nunca es tarde

0
78

En la nieve se ven cosas increíbles, cosas que son difíciles de ver en otros deportes. Paseando por el volcán en Pucón nos encontramos a esta abuela de 81 años aprendiendo a esquiar con su nieta de 2 años, las 2 el mismo día, bajo una intensa niebla sureña. Ella es de Pucón, y cuando le preguntamos del por qué nunca había subido a esquiar antes, nos respondió tiernamente “es que nadie me invitó”… Pero bueno nunca es tarde, y está tan contenta con su incursión en el deporte quiere tener su propio equipo de esquí.

Lo más sorprendente es que, así como de paso, la señora Norma no es nada mas ni nada menos que abuela de los hermanos Díaz, (Claudia, Manuel, Sole, Chopo), algunos de los deportistas de nieve más destacados a nivel nacional.