Red Bull Powder Escape Valle Nevado

0
78

El sábado 20 de agosto en Valle Nevado, se realizó una de las competencias más extremas de snowboard vista en nuestro país. Luego de tres carreras chinas fuera de pista, los ganadores de cada una subieron a un helicóptero a correr por nieve virgen junto a la leyenda del snowboard nacional y atleta Red Bull, Spiro Razis.

Los amantes del snowboard nacional fueron testigos de una de las competencias más extremas jamás hechas en freeride en nuestro país. De los 45 participantes, sólo 3 riders fueron los afortunados ganadores. El premio: una jornada de Heli Snowboard en los paisajes más impresionantes de Los Andes.

El Red Bull Powder Escape comenzó a primera hora con tres carreras en nieve honda fuera de las pistas de Valle Nevado, donde los riders, divididos en grupos de 15, debieron demostrar sus habilidades en freeride. En un estilo de “Chinese Race” donde todos los competidores deben descender al mismo tiempo y pelear por ser el mejor, los ganadores de cada etapa fueron los
afortunados en subir al helicóptero que los llevaría a recorrer Los Andes: Una recompensa única luego del esfuerzo.

“Hacer Heli Snowboard es algo que muchos han soñado pero nunca lo han podido hacer. Es realmente una experiencia salir de los centros de ski y entrar a la Cordillera a lugares donde nunca ha ido nadie. Nieve absolutamente virgen”, asegura Razis, quien liderará la experiencia.

La primera manga de snowboarders dio como ganador a Diego Cerón, para la segunda carrera, el ganador fue Cristóbal Hinrichs, finalizando la tercera competencia con Javier Nerello a la cabeza.
Los tres afortunados ganadores subieron a un helicóptero, y junto a guías expertos, acompañados de la leyenda del snowboard nacional Spiro Razis, descubrieron la Cordillera De Los Andes como nunca antes lo había hecho.

Para ellos, fue una experiencia absolutamente inolvidable. “Todavía no me creo este día. Toda mi vida había querido hacer snowboard en la mitad de Los Andes”, comentó Nerello. “La mejor parte fue subir al helicóptero y comenzar a entrar a la cordillera”, agrega Cerón. “Estuvo todo increíble,
de verdad espectacular”, finalizó Hinrichs.