Backcountry | Análisis Situacional (Parte 1)

0
171

ANALISIS SITUACIONAL : PARTE 1 – MEJORANDO LA PERCEPCIÓN

“Cuando entras a terreno nuevo, escucha todo lo que puedas” – Dicho Esquimal
“Puedes observar mucho solo con mirar” – Yogui Berra

El Análisis Situacional es la base de la toma de desiciones. No es algo que tienes o careces; es algo que tu Haces. El Análisis Situacional (AS) es un ciclo que puedes aplicar a un problema y usarlo para tomar mejores desiciones.

Existen tres fases en el ciclo del AS: Percepción, Integración y Proyección. La fase de Percepción reúne la información. La Integración re-evalúa esa información y la combina con lo que sabes acerca del problema. La fase de Proyección apoya la toma de desiciones y guía a la siguiente fase de percepción. Examinemos la primera parte del ciclo del Análisis Situacional: Percepción.

El ambiente dinámico y de alto riesgo de las operaciones de mitigación de avalanchas comparte similitudes con el mundo del combate de incendios. El AS fallido ha sido el principal factor en eventos casi mortales en el combate de incendios, esto lo indican las estadísticas desde que se están registrando datos. Dificultades en la fase de Percepción son responsables del 78% de las fallas en el AS.

Pero, ¿qué es esta fase de Percepción del AS?. Suena complicado. Pero ya tenemos mucha experiencia. Si estas tomando observaciones, ya estas involucrado en la la fase de percepción. Si estas tomando observaciones relevantes de manera completa y eficiente, estas sobresaliendo en la fase perceptiva. La prioridad y confianza en tus observaciones son lo que determinan finalmente su valor. Desafortunadamente, los humanos no somos perfectos observadores. Nos distraemos fácilmente con la comida o las cosas brillantes. Las fallas perceptivas caen dentro de varias categorías.

Fallas Perceptivas
  • Información No Observada: No existen datos relevantes o son difíciles de detectar
  • Error de Memoria: Se nos olvidó. En serio? Excusa facil
  • Mala Percepción
  • Error de Confianza
  • Error de Prioridad: No pensé que me iba a quemar, pero me quemé, y ahora me duele

Cada percepción contiene un conjunto de información: un distintivo horario y un valor inicial. El valor inicial es informado por tu confianza en una observación y la prioridad que le diste. Observar una avalancha provocada por un esquiador y que corre justo por donde tu querías esquiar es un dato de alto valor que combina prioridad y confianza. Si estas abortando el día porque escuchaste rumores de que hubo una avalancha gatillada por explosivos en terreno extremo, esa es información con poca confianza y poca prioridad: menor valor. Existen detalles sutiles en determinar la confianza y prioridad de una observación. Es por esto que son re-evaluadas en la fase de integración del Análisis Situacional.

Desafios Perceptivos
  • Físicos: Estrés, fatiga
  • Medioambientales: Clima, frío, viento…
  • Distractores: Ruido de radios, sobrecarga de información, rumores
  • Sobrecarga de Tareas
  • Restricciones de tiempo

Para quienes no estamos cómodamente enmarcados en grandes burbujas de ignorancia o apatía, estamos condenados a innumerables trabas observacionales. Sufrimos desafíos físicos, medioambientales y de sobrecarga de tareas que distraen nuestra fase perceptiva. Las operaciones en tiempo real ademas sufren de restricciones reales de tiempo. Es difícil hacer observaciones efectivas cuando estas rodeado de distractores e información confusa. El mundo nos ayuda a convertirnos lenta y dolorosamente en mejores observadores. Necesitamos un plan para agarrar el ritmo y no salir trasquilados.

Mejorando la Percepción
  • Bienestar Físico y Mental: Ommm!
  • Comunicación: En serio? repite nuevamente para confirmar, porfa
  • Validación: “Cualquiera que no se toma en serio la verdad en pequeños temas, no puede ser tomado en serio en temas de mayor importancia”
  • Planificación y Organización: ¿tu grupo cree en la planificación?
  • Fijar Objetivos: Identificar observaciones estándar y específicas a cada problema

Podemos usar herramientas simples para convertirnos en mejores observadores, pero no funcionan por si solas. Debemos cultivar las buenas-prácticas. Mantenerse sanos y enfocados; es peligroso allí afuera. La comunicación efectivamente multiplica tus observaciones. Ayuda a validar las observaciones de baja confianza. Puedes validar percepciones usando multiples datos y valores buscando consistencia. Información anómala debería inmediatamente recibir una alta prioridad.

La planificación y organización disminuyen la sobrecarga de tareas y las restricciones de tiempo. Si careces de esto a nivel organizacional, practícalas a nivel personal y entre tus colegas. El uso eficiente de tiempo y recursos ayuda a liberar más recursos para tener observaciones efectivas. Una reunión-conversación de dos minutos puede ayudar a aclarar bastantes temas.

Planificar lo que tenemos que observar es probablemente la herramienta mas importante para mejorar la percepción. Identifica las observaciones que necesitas para fundamentar una decisión. Identifica observaciones clave que te harán re-evaluar desiciones. Si planeas revisarle los dientes a un caballo, entonces no te sorprenderás si es que tiene mal aliento.

Es posible desarrollar un escaneo intuitivo y al hueso. Cuando miras hacia una ladera, ¿puedes de manera subconsciente determinar la orientación y pendiente?. Con práctica podemos determinar esta y otras características de manera intuitiva. ¿Escaneas a propósito los filos y cumbres para determinar el transporte de nieve mientras evalúas problemas de placa de tormenta?. Escaneos dirigidos a características específicas de un problema te ayudan drásticamente a mejorar tus observaciones. Om.

Quizás toso esto es mucha información que digerir, y aun nos quedan dos fases por revisar: Integración y Proyección. En la fase de Integración, las percepciones son re-evaluadas y combinadas con lo que ya sabemos acerca del problema. La fase de Proyección es tu pronosticador interno y apunta a observaciones para la siguiente fase de percepción. La buena noticia es que si perfeccionas solo la fase perceptual, probablemente nunca te verás atrapado en un edificio en llamas.

Muchos veteranos de las avalanchas mantienen un alto grado intuitivo de Análisis Situacional. Al dividirlos en etapas, podemos ayudar a los principiantes a que alcancen niveles similares de eficacia. Ser consciente de las fallas y trabas perceptivas nos permite realizar chequeos rápidos sobre cambios reales. Planear nuestras observaciones mejora la eficiencia y crea una imagen más completa y acertada con muchos esquiadores felices y contentos. 

Artículo original de The Avalanche Review 32.04 por Doug Krause